Uso Hospitalario

Proporciona limpieza profunda

El paciente encamado es toda persona que debe permanecer en la cama como consecuencia de una enfermedad o bien como medida terapéutica y que tiene limitación parcial o total de su capacidad de movilización.

La higiene es una de las necesidades básicas para conseguir un completo estado de bienestar físico, mental y social por lo que en el paciente encamado la dificultad para abandonar la cama y poder asearse en la regadera del baño, lo expone a la presencia de complicaciones a nivel fisiológico y psicológico

Soluciones en el área hospitalaria

Evita posibles infecciones

Ante tal limitación la solución es el baño en cama, siendo más recomendado el baño seco utilizando toallitas limpiadoras para el cuerpo y gorra para el lavado del pelo, ambas sin necesidad de enjuague.

El aseo corporal estimula la circulación sanguínea previniendo las úlceras por presión, limpia la piel del exceso de grasa, sudor y suciedad, evitando posibles infecciones.

Además de mejorar su autoestima mediante una mayor comunicación con el personal de enfermería, lo que favorece su bienestar y relajación.

Razones para comprar con nosotros